¿Dudas?
¡Llámanos!
(56-2) 2233-4356

Flexibiliza tu aprendizaje de idiomas con la metodología blended

El aprendizaje online o e-learning, como generalmente se le conoce, ha desarrollado formas combinadas de educación presencial y a distancia que ofrecen a los estudiantes lo mejor de ambas modalidades. La finalidad de este enfoque es mejorar la experiencia del alumno, enriquecer su proceso y darle la alternativa de trabajar con base a un programa de enseñanza flexible y dinámico.

Ejemplos de metodología blended hay en muchas áreas, siendo el aprendizaje de idiomas una de las más extendidas. En efecto, podemos decir que existe una modalidad cada vez más demandada, que podríamos denominar “inglés blended”.

Los cursos de inglés blended son una especie de formato híbrido que une plataformas de contenidos y  aulas virtuales, recursos digitales y trabajo de auto-aprendizaje remoto, por un lado;  con la asistencia presencial (sea física o a través de algún software de comunicación que posibilita sesiones en vivo) de profesores y seguimiento de actividades, por el otro.

¿Cómo funciona el aprendizaje blended?

Básicamente hay dos tipos fundamentales de aprendizaje blended, también llamado semi-presencial:

  • Con docencia presencial y recursos en plataforma virtual: bajo esta modalidad un profesor imparte los contenidos educativos en un aula física y estos se complementan con recursos digitales, que pueden ser de diversa índole, ubicados en alguna plataforma web de instrucción (conocidas genéricamente como LMS, Learning Management Systems) y con objetivos precisos por nivel, curso y actividad. Esta metodología mantiene la relación profesor-estudiante, donde el primero imparte los temas en el aula y asigna tareas, mientras el segundo gestiona su propio aprendizaje, desarrollando las actividades complementarias a la clase, promueve la comunicación y el intercambio con compañeros en un ambiente colaborativo, que normalmente se ejecuta tanto dentro como fuera del aula.
  • Docencia a distancia y clases en aula virtual: por su parte, esta metodología da mayor peso al e-learning, con clases virtuales bajo modalidad de conferencias, tutoriales, etc. La enseñanza otorga más independencia a los alumnos con respecto a los horarios aunque puede haber sesiones establecidas de antemano. Estos pueden escoger cuándo desarrollar las actividades, ver videos,  -entre otras micro tareas-,  y deben comprometerse a entregar las asignaciones dentro de las fechas establecidas; todos contenidos que normalmente está en la plataforma. El rol del profesor es similar al de un tutor que guía, asesora, aclara dudas, ofrece recomendaciones y hace seguimiento en encuentros virtuales grupales o individuales.

 

Entre estos dos modelos, hay variantes que pueden ser combinaciones diversas de algunos elementos del primero con otros del segundo, resultando distintas propuestas o cursos, según el enfoque que cada una de ellas quiera resaltar o destacar. Así puede haber cursos con sesiones individuales o grupales;  presenciales o vía streaming, o en una combinación; o también puede haber cursos en donde el número de sesiones con profesor sea mayor o menor; incluso hay cursos sin sesiones con docente, solo con contenido en plataforma.

Otro factor es la duración de los cursos, que en general, se cuenta en función de la duración de la licencia mensual en una cantidad de meses; de este modo, el número de horas a dictar por curso se mueve en un rango pues dependerá mucho de cuántas horas los alumnos dedicarán a su propia instrucción. Por ejemplo, digamos en un  curso de contenido 100% online de 6 meses de licencia, un alumno podría cursar 90 horas a razón de 30 minutos en promedio por día mientras que otro podría cursar 135 horas a razón de 45 minutos diarios en promedio. Y así podríamos tener más ejemplos.

 

¿Cuál escoger?

Ambos métodos son eficientes y aportan diferentes grados de comodidad y flexibilidad a los alumnos que pueden escoger qué es lo más conveniente de acuerdo a sus necesidades, tiempos y gustos. También dependerá de la oferta de cursos que ocupan ambos formatos de base y que exista en el mercado respectivo a la hora de buscar alternativas.

 

Rol activo del estudiante

Pero lo más importante, aparte de la seriedad y calidad de la institución que ofrezca estos servicios pues hay mucha diferencia entre algunas, no siempre de fácil percepción, es que el estudiante juega un rol activo en su propio proceso de aprendizaje y estas modalidades demandan el compromiso de cada uno mediante la ejecución de las actividades en el tiempo fuera de clases.

 

En BridgeEnglish tenemos una oferta que combina una plataforma premiada, con metodología de vanguardia y actividades para todas las habilidades idiomáticas  requeridas, con docentes y staff  con foco en el servicio. Puedes ver nuestra oferta actual en esta página de cursos online y cursos blended. También estamos ofreciendo cursos a medida a empresas que nos piden combinar diferentes elementos de nuestra oferta de cursos online para entregarles soluciones a medida. Contáctanos para aprender más sobre estas alternativas a medida o requerir una demo.

 

Copyright © 2002 - 2018 Bridge Education Group, Inc. All rights reserved. Various trademarks held by their respective owners.