¿Dudas?
¡Llámanos!
(56-2) 2233-4356

Cómo crear una rutina en 4 pasos para aprender inglés

reloj e inglésAprender algo nuevo necesita de constancia y dedicación. Y el estudio del inglés no es la excepción. Creemos que la mejor forma de ir mejorando tu nivel y mantener un ritmo adecuado es hacerse con una rutina de estudio. Además, ésta ayuda a organizar el tiempo con el que se cuenta y a ofrecer nuestra completa atención y concentración para estudiar el idioma.

Hoy te presentamos algunos pasos con los cuales podrás establecer tu propia rutina tomando en cuenta tus  horarios y obligaciones personales del día a día.

 

  • Un momento al día, todos los días

Lo más importante para conseguir una rutina de estudio es basarse en la repetición de la misma acción: estudiar. Por ello, es indispensable encontrar ese momento del día en el que podamos dedicarnos con exclusividad a estudiar inglés. Elige la hora que más te convenga, pero preferiblemente fija en un horario, pues eso te ayudará a crear un sentido de compromiso. Si ya cuentas con una agenda de clase formal, igual debes tener tu rutina de hora fuera del aula para practicar por tu cuenta.

 

  • Repasar las lecciones

Las cosas que no se practican, fácilmente se olvidan. Parte de tu rutina debe ser el repaso constante de las lecciones. Después de cada clase, revisa con cautela los contenidos y toma notas de las posibles dudas para aclararlas en clases. Igualmente, escribe el nuevo vocabulario, haz tus propias frases y luego verifica que estén correctas junto con tu profesor en la próxima sesión de estudio.

 

  • Aprende 5 palabras nuevas todos los días

Fuera de lo que te enseña el profesor, ponte la meta de aprenderte 5 palabras nuevas en inglés cada día. Puedes crear un sistema para ir aprendiendo las palabras que designan las cosas que te rodean en tu casa o trabajo, como escribir tarjetas de vocabulario.

 

  • Aprovecha tu viaje escuchando inglés

En tu viaje al trabajo, a clase o cada vez que tengas que salir, escucha música en inglés o algún podcast. Incluso en esos momentos en los que no estamos frente a un libro  de estudio, podemos aprender. Tu rutina también puede ser escuchar inglés en momentos específicos del día para ir habituando tu oído al idioma.

 

Con una rutina sólida,  complementarás muy bien lo que aprendes con tu profesor y así irás adquiriendo más destreza en el idioma. Sé proactivo en tu camino a convertirte en bilingüe.

Copyright © 2002 - 2018 Bridge Education Group, Inc. All rights reserved. Various trademarks held by their respective owners.