¿Dudas?
¡Llámanos!
(56-2) 2233-4356

Acentos de inglés diferentes, derribando mitos.

Escoger un acento para hablar inglés es emular la forma de pronunciar de determinado lugar y, aunque como latinos siempre le damos nuestro toque personal a este idioma, tratar de imitar un acento puede reflejar nuestra personalidad y nuestra propia forma de aprender y comprender este segundo idioma. Asimismo, te acerca a determinado vocabulario y te pone en contacto con expresiones culturales específicas.

Antes que nada, debemos aclararte que existen muchísimos acentos del inglés. Solamente imagina todos los países y ciudades donde este idioma se habla. Cada forma dialectal tiene sus propias características fonéticas, por ende, un acento distintivo. Del mismo modo, están los hablantes que dominan el idioma como segunda lengua (nosotros somos un ejemplo de ello) y tienen un acento que los identifica.

Con esto queremos aclararte que no existe un acento mejor que otro, pero sí categorías de popularidad. En este artículo te compartimos algunos datos del acento de inglés americano y el acento británico para que elijas con cuál te queda.

  • Inglés con acento americano

Podríamos decir que se trata del acento más popular; incluso se ha llegado a considerar un estándar dentro de esta lengua. Esto se debe a la influencia del cine y la música y de la cultura, en general. Dentro de los Estados Unidos, conviven muchos acentos del inglés americano, pero nos referiremos a éste desde un punto de vista general, que engloba todas sus variantes.

El acento americano es más pausado y “fácil” de entender. Su fonética es más clara de comprender y es más sencillo comunicarse con esta variedad. Igualmente es sinónimo de cosmopolitismo, relacionado con grandes urbes. A diferencia del acento británico, hay una pronunciación marcada de la “r” al final de las palabras y un énfasis al pronunciar las “t”.

 

  • Inglés con acento británico

Al igual que el caso anterior, existen muchas variedades de este acento en Inglaterra, Gales, Escocia e Irlanda. Por ejemplo, el acento de Londres o cockney, el cual podemos escuchar en canales de TV como la BBC, tiene las siguientes características: en algunos casos la vocal “a” se pronuncia “oa” como water. Los hablantes tienden a suprimir la “h” al comienzo y las “t”. Por otro lado, la “th” suele sonar como una “v” o una “f”. Si bien es un acento menos comprensible que el americano, se le considera más “elegante y sofisticado”. Asimismo, te permite conectar con grandes obras clásicas de la literatura inglesa.

 

¿Con cuál de estos dos acentos de identificas? ¿Conoces alguna otra características de estas dos variantes del inglés?

 

Copyright © 2002 - 2018 Bridge Education Group, Inc. All rights reserved. Various trademarks held by their respective owners.